25 noviembre, 2022

Haciendas, queso y naturaleza: un recorrido por Tepeyahualco, Puebla

Compártelo en tus redes

Inmerso en el valle de Libres, hay un pequeño pueblo que parece congelado en el tiempo: Tepeyahualco de Hidalgo, cuya fundación data desde la época de los Olmecas y Teotihuacanos.

En ALMANAQUE nos escapamos a este lugar para contarte un poco de su historia para que te atrevas a conocer su turismo de romance, aventura, naturaleza y cultura.

Tepeyahualco se origina de los vocablos "Tepetl" que significa "Cerro", "Yahualtec" que es "cosa redonda" y "Co"que significa "en", es decir, "cerco de cerros".

Tepeyahualco

Historia de Tepeyahualco

Durante la Colonia, jugó un papel importante debido a que en la región había minas de las cuales extraían minerales que eran enviados para la realeza en Europa.

Esto provocó que en el lugar se asentaran familias de españoles para explotar su riqueza natural y obtener dinero, por lo que hay 21 haciendas que actualmente son destinos turísticos.

A finales de 1890 y principios de 1900, en el lugar se producía pulque y en algunas haciendas fabricaban hasta 5 mil litros diarios, pues contaban con más de un millón de agaves.

Sin embargo, después de la Revolución, la localidad se convirtió en un pueblo fantasma por el conflicto bélico, pero actualmente recupera su actividad a través del turismo.

¿Qué hacer en Tepeyahualco?

Cerca de la zona hay 15 cráteres, entre los cuales destacan Chimalpopoca, Las Aguilas, Cerro Pinto, Miravalles, Fracción Cerón, Bella Vista, Caxcantla, San Antonio Jalapsco, Guadalupe Victoria y Saltillo Lafragua.

A menos de 15 minutos, se encuentra la zona arqueológica de Cantona, cuyo precio es de 85 pesos y recorres aproximadamente 30 hectáreas en las que encontrarás 12 pirámides ya descubiertas, pero se estima que haya muchas más.

Entre las haciendas que encontrarás se encuentran Mi Cuautla, San Roque, Payuca, Coyotepec, Tezontepec, Buenavista, Jalapasco, Techachalco, Zacatepec y Tezontepec, en las cuales encontrarás turismo de romance o para un retiro para el fin de semana.

La zona está rodeada de las siete lagunas cráter conocidas como siete esmeraldas, las cuales son Alchichica, Aljojuca, La Preciosa, Quecholac, Atexcac, Cuautlinalpa y Patlanalan.

Te recomendamos: FOTOS: Conoce el recorrido de las 7 lagunas cráter de Puebla

Tepeyahualco pueblo quesero

A nivel local es conocido por elaborar quesos a base de leche de cabra que fabrican los mismos granaderos e incluso ofrecen experiencias gastronomías para que los conozcas.

Flor Balderas es una maestra quesera de la zona, quien trabaja en la hacienda de San Roque y ofrece el paquete de cata para probar queso y vino, así como la experiencia "Queso Creación". Cada una tiene un costo aproximado de 500 a 550 pesos.

Los tipos de queso que encontrarás son el sanroqueño y el queso briago. Estos pueden ser consumidos por la gente intolerante a la lactosa, ya que la leche de cabra por naturaleza es deslactosada.

Sus productos se venden en el tianguis alternativo de Puebla y la tienda Valquiria, además de enviarse a otros estados como Oaxaca, Jalisco y Chihuahua.

¿Cuánto es de casetas?

El trayecto de Puebla a Tepeyahualco es de aproximadamente hora y media por la autopista y dos horas y media por la libre.

En el trayecto atravesarás tres casetas, la de Amozoc II la cual tiene un precio de 96 pesos, Cuapixtla de 110 y Cantona de 57 pesos.

Hacienda Tepetcalli

Un lugar recomendado para hospedarte es el hotel Hacienda Tepetcalli, el cual cuenta con spa, 32 habitaciones, dos museos y tres restaurantes, uno de ellos al aire libre.

Las habitaciones van desde mil 500 hasta 2 mil 500 pesos y son Matrimonial, Junior suit, Master suit, Dobles y Triples.

En el menú encontrarás huevos en varias presentaciones, chilaquiles, enchiladas y gastronomía mexicana.

En total cuentan con 5 mil piezas de arte, algunas originales y otras réplicas. Todas están registradas ante el INAH. El Museo General es gratuito para todos los asistentes.

El segundo museo es dedicado a Dalí, debido a que su dueño Juventino Luna heredó en vida bocetos hechos por el artista y son exhibidos en una habitación. Su costo es de 200 pesos y los que se hospeden en el hotel tienen un descuento.

Fotos: Jacqueline Steffanoni

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram