Antonio de la Vega Bonilla/ @TonodelaVega1

El 26 de mayo de 2013, el Cruz Azul consumó su fracaso más grande. La Máquina jugaba la final ante el América y se quedó a un minuto de ser campeón de liga y romper la sequía. Gracias a un remate del arquero azulcrema, Moisés Muñoz el partido se empató y luego lo ganaron las águilas en penales.

A la final de vuelta, el Cruz Azul llegó con una ventaja de un gol. Parecía que los astros se alinearon en favor de los cementeros pues expulsaron a un jugador del América y ellos anotaron el segundo gol de la serie.

Pero no fueron capaces de matar a su acérrimo rival y lo perdonaron en tres ocasiones claras.

Los dirigidos por Miguel “El Piojo” Herrera volcados al frente metieron su primer gol al minuto 89 con un remate de cabeza de Aquivaldo Mosquera.

Los fantasmas aparecieron en el Cruz Azul y al minuto 92 llegó el empate americanista con un remate de cabeza de Moisés Muñoz que fue desviado por el defensa del Cruz Azul, Alejandro Castro.

Lo que pasó después todos lo sabemos. El América se convirtió en campeón en tanda de penales.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram