Jacqueline Steffanoni / @jacquelinesteff

La pequeña Victoria de 3 años fue atacada por dos perros Pitbull y le dejaron heridas que la marcarán de por vida, pues casi le desfiguraron el rostro. En el Hospital del Niño Poblano le practicaron una cirugía reconstructiva, pero requiere dos más. Su madre, Alejandra Melgarejo, que no tiene empleo, está solicitando ayuda para poder pagar los medicamentos que su hija necesitará tras las intervenciones.

En entrevista para ALMANAQUE, Alejandra denunció que el dueño de los perros que atacaron a su hija, Abiud Armenta Almazai, quien le rentaba donde vivía, la amenazó para no denunciar los hechos y le dijo que se vengaría en caso de acudir a las autoridades. Además, de que le impidió regresar a la vivienda a sacar sus cosas.

Al buscar un hospital que atendiera a su hija, fue rechazada en una clínica porque solo daban consultas rápidas y en el hospital privado Siglo XXI le mencionaron que sólo podían atenderla si hacía un depósito, por lo que vecinos la llevaron al Hospital del Niño Poblano donde la recibieron inmediatamente.

Los hechos ocurrieron en la segunda semana de octubre. Victoria Melgarejo de 3 años fue atacada por dos perros Pitbull en en un parque de un fraccionamiento en Momoxpan mientras jugaba. Los animales estuvieron a punto de matar a la pequeña. Le mordieron en la mejilla derecha y estuvieron a punto de desprenderle una parte de piel.

Victoria necesita dos operaciones y nuestra ayuda

A Victoria la operaron para reconstruirle la parte dañada de su rostro, pero tiene una cicatriz que aún recuerda el sufrimiento que tuvo. En el Hospital para el Niño Poblano, le dijeron a su madre Alejandra que requiere otras dos cirugías plástica, pero ella tiene que cubrir los gastos de los medicamentos.

Por ello, solicitó a los poblanos que le ayuden con los costos de la medicina, pues es madre soltera y renunció a su empleo para llevar a su hija al hospital.

Ante los hechos, dejó su vivienda en San Pedro Cholula para regresar a su natal Teziutlán, desde donde se traslada cada vez que le toca consulta a su hija.

Para hacer donativos, proporcionó la cuenta 5204 1673 2949 en Banamex a nombre de María Cadena Tinajero, tía de Victoria.

El día que los Pitbull atacaron a Victoria

Hace seis meses, Alejandra y Victoria llegaron a vivir a Puebla debido que en Teziutlán cerraron los comercios por la pandemia del coronavirus. Llegó a la capital con la intención de encontrar un empleo y mejorar sus condiciones de vida.

En septiembre se cambiaron de casa y llegaron a vivir a un fraccionamiento en Momoxpan, en donde compartía espacio con Abiud Armenta, el dueño de los perros.

Alejandra y Victoria fueron al parque junto con otro niño del fraccionamiento cuando uno de los perros jaló a la pequeña del brazo y la empezó a morder en el cuero cabelludo. Después, el Pitbull la mordió en la cara, mientras la mamá intentaba quitarle al animal de encima. Sin embargo, el can se prensó de la niña.

"Yo ya iba para mi casa cuando de la nada el perro la empezó a jalar, primero del cabello. Después le agarró un brazo y la jalé y la prensó de la cara. Seguía lanzando mordidas, entonces levanto a mi hija literal con la parte de su rostro levantado, llena de sangre".

Al escuchar los gritos, los vecinos acudieron al lugar e intentaron separar al perro de Victoria con pedradas y patadas. Sus esfuerzos fueron en vano.

Cuando el pitbull soltó a Victoria, Alejandra la cargó y un vecino las envolvió en una cobija, las subió a su coche y fueron a buscar atención médica.

Alejandra recordó que en una clínica del Seguro Social no le dieron atención debido a que sólo daban consultas médicas rápidas. Después, se movieron al hospital Siglo XXI en La Paz, pero les dijeron que sólo podían atender a la niña si hacían un depósito previo.

Alrededor de las 9 de la noche, Alejandra y Victoria acompañadas de sus vecinos llegaron al Hospital del Niño Poblano (HNP) donde la atendieron inmediatamente.

Los médicos del nosocomio le dijeron a la madre que de haber tardado más en llegar su hija pudo perder la movilidad en el rostro o alguna de sus arterias se hubiese dañado permanentemente.

"Le tuvieron que hacer una cirugía de reconstrucción total tanto por fuera como por dentro porque podía haberle llegado a alguna arteria, a los tendones, se los pudo haber desgarrado totalmente y perder la movilidad"

En el HNP ingresaron a Victoria a una cirugía estética y reconstructiva debido a que la mordida le desfiguró la mejilla. Aún falta que la programen para otras dos cirugías plásticas en las que intentarán borrar lo mayor posible las marcas de las mordeduras.

El dueño de los perros la amenazó si denunciaba

Abiud Armenta, el dueño de los dos Pitbull que atacaron a Victoria hace un mes, cambió las chapas del departamento en el que vivían, sin importarle que las cosas de que Alejandra y Victoria estaban dentro

Luego amenazó a Alejandra con vengarse si lo denunciaba por las lesiones que tenia su hija, pero ella no se quedó callada.

"Me dijo que ni me atreviera a hacer algo en contra de él y no le presté más atención, yo solo regresé por mis cosas, a él no le interesó la vida de mi hija"

Alejandra dijo que si los vecinos no hubiesen intervenido, los perros pudieron terminar con la vida de su hija, y Abiud no se quiere hacer responsable del ataque.

"Yo metí la denuncia pero va muy lento. Me traen de vuelta en vuelta y me piden ciertos documentos que no tengo, porque se quedaron en el departamento".

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram