En Sri Lanka, autoridades y pobladores se unieron para rescatar a 120 ballenas piloto de aleta corta que encallaron el lunes en la costa del país.

"Fuimos capaces de salvar a estos animales porque todo el mundo actuó a tiempo, la operación ha sido un éxito", comentó el portavoz de la Marina esrilanquesa, Indika de Silva, sobre uno de los incidentes más graves ocurridos en la isla, ya que al menos cuatro ejemplares fallecieron.

Los habitantes de la playa de Panadura, en la costa occidental de Sri Lanka descubrieron el 2 de noviembre por la tarde a decenas de estos mamíferos marinos varados en la arena.

Aunque la región está bajo estrictas restricciones para controlar la expansión del coronavirus, cientos de voluntarios se unieron a las labores de rescate lideradas por los guardacostas y la marina.

"No fue tarea fácil, las olas venían con fuerza y era difícil devolver a las ballenas a aguas profundas", explicó Madhuka Sandun, un residente de Panadura de 32 años de edad.

Sandun añadió que es la primera vez que ve ballenas en la zona, normalmente alcanzan la costa se encontraban en buen estado físico y estaban dispuestas a volver al mar. "Fue una experiencia nueva para mí, hicimos todo lo que pudimos para salvar a estos animales".

Con información de Milenio

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram