Almanaque / @AlmanaquePuebla

Una mujer identificada como Liliana Carrillo, de 30 años de edad confesó haber ahogado a sus tres hijos para mantenerlos alejados de su padre y evitar que los violara, en California, Estados Unidos.

“Los ahogué… no quería que siguieran abusando de ellos. Cuando nacieron les prometí que yo los protegería. Los abracé y los besé y me disculpé todo el tiempo”, afirmó Carrillo, quien fue entrevistada en la prisión preventiva Lerdo, en el condado de Kern.

“Desearía que mis hijos estuvieran vivos, sí. ¿Desearía no tener que haber hecho eso? Sí. Pero preferí que no fueran torturados y abusados de forma regular por el resto de sus vidas”.

Durante la entrevista, Carrillo tenía los brazos amarrados a la cintura, yeso en el brazo izquierdo y lloró varias veces.

Sus hijos Joanna Denton Carrillo, Terry y Sierra de 3, 2 años y 6 meses respectivamente, fueron encontrados muertos el sábado por su abuela materna en su apartamento en el vecindario de Reseda en Los Ángeles.

 Con información de SinEmbargo

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram