4 agosto, 2022

"Johny, la gente está muy loca"

Compártelo en tus redes

Una mujer arde en llamas, a plena luz del día en un parque público de Zapopan, Jalisco. La Fiscalía de aquel estado señala que días antes, ella misma compró alcohol etílico y un encendedor. En las paredes de su edificio aparecieron previamente mensajes amenazadores premonizando que la quemarían viva.

Otra mujer es prendida en fuego por sus propios familiares, con quienes sostenía una disputa por una casa. También a plena luz del día, al menos cuatro individuos, dos hombres y dos mujeres, rociaron con gasolina a Margarita y después  le arrojaron una llama. La víctima era madre de tres hijos menores de edad.

En redes sociales circula el video de una funcionaria honorífica del Ayuntamiento de San Pablo del Monte, Tlaxcala, quien decide dirimir a golpes sus diferencias con la presunta amante de su esposo el alcalde. Le arroja agua con chile en los ojos, la agrede e intenta cortarle el cabello con una máquina. Una cómplice empuña unas tijeras en contra de la susodicha.

Es el panorama noticioso de nuestros días. Gente que decide resolver sus problemas golpeando a otros, incendiándolos, asesinándolos, quitándoles la vida. Una histeria colectiva se apodera de todos los estratos de la sociedad y la gente parece haber perdido la cordura de golpe. 

No sé si influyó la pandemia, o si la subsecuente crisis económica también tuvo retribuciones en el malestar de la población civil, que decide liarse a golpes con familiares, vecinos, rivales, conocidos, compañeros de trabajo.

La violencia normalizada hace de los presentes tiempos unos muy difíciles de vivir, más de lo que ya eran a partir de marzo de 2020 y en general, desde el inicio de este siglo.

Ver más de "Tiempos interesantes": Tres años del gobierno de Barbosa
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram