23 junio, 2022

El impresentable club de nuevos mejores amigos de Alejandro Armenta

Compártelo en tus redes

Obsesionado por mostrar su inexistente músculo político y por darle rumbo a su caótica precampaña, Alejandro Armenta se ha convertido en un hospicio de los políticos con el menor peso e influencia en Puebla.

Armenta Mier es presa de sus propios errores.

Errores que a diario comete, dicho sea de paso.

Un día, Alejandro se rinde y besa los pies del gobernador Miguel Barbosa; y al otro, el priista infiltrado en el lopezobradorismo se hace acompañar de los conspiradores y detractores del mandatario poblano.

Armenta en su más pura naturaleza.

Pantomima y traición.

Hace apenas unas semanas, el ahijado de Mario Marín, quien soñó algún día —como así lo confesó a un grupo de periodistas— entregarle el poder a Javier López Zavala y que luego el hoy feminicida preso le cediera la estafeta al nacido en Izúcar de Matamoros, fue recibido por el Clan de los Morales Rodríguez en Soltepec, en donde los morenovallistas Jesús Morales, padre e hijo, y Memito, le organizaron una cabalgata para “destaparlo”, pero que terminó en un verdadero fiasco.

El propio Barbosa Huerta la calificó como un “gran error” y de paso le refrescó la memoria a Alejandro Armenta, quien sufre una amnesia selectiva que lo llevo a olvidar que Morales Rodríguez, a la sazón secretario de seguridad pública del minigobierno galicista, fue los que mandó a golpear a los militantes de Morena con efectivo de la SSP en la trifulca del Hotel M&M en el 2018.

Aún sin entender su tremendo traspié, Armenta Mier, días más tarde, presumió en sus redes sociales varias fotografías con Eloísa Vivanco, la madre de la exalcaldesa Claudia Rivera y quien opera un grupo de granjas de bots en Twitter que a diario atacan de una manera vil y miserable al gobernador Barbosa.

Una vez más la desmemoria crónica del senador marinista salió a flote.

Alejandro Armenta olvida que Vivanco Esquide fue quien desde su posición en la Comisión de Honor y Justicia de Morena intentó sabotear al mandatario poblano con juicios inventados por violencia política de género supuestamente cometidos en contra de su hija.

No solo eso, Eloísa Vivanco, hoy tan cercana al “Soldadote” Armenta, fue de las principales instigadoras de Miguel Barbosa frente al presidente Andrés Manuel López Obrador a través de su muy cercana amiga Bertha Luján.

Sobra decir que todas las intrigas simplonas de la madre de Claudia Rivera no pasaron de chismes de pasillo y jamás influyeron en López Obrador.

¿Qué gana Alejandro Armenta intentando verle la cara al gobernador Barbosa?

A pesar de que intentó esconderlo y hacerlo en total clandestinidad, en Casa Aguayo ya saben que David Méndez y su madre Rosa Márquez se reunieron con Armenta Mier en su oficina en el Senado de la República el miércoles de hace una semana exactamente.

El hospicio del ahijado PRIcioso ya tiene dos nuevos residentes.

Y qué huéspedes.

¿En serio Armenta pensó que podía ocultarle este encuentro al gobernador poblano?

¿Por qué si es tan asiduo de publicar hasta a qué hora va al baño en sus estados de whatsapp ocultó el encuentro con los ahijados de René Bejarano?

No está de más recordar la salida de Méndez Márquez del gobierno barbosista, en el que llegó a ser secretario de Gobernación, el más inútil en la historia de la dependencia.

Hoy se sabe que más allá de su ineficiencia y su ineptitud, David Méndez se desquició de poder y con él también su pareja sentimental Alejandra Domínguez, quien a su paso por la subsecretaria de la SEP infló su nómina de una manera escandalosa.

Domínguez Narváez, quien además de siempre rebelarse y minar al secretario de Educación estatal Melitón Lozano, tenía un séquito irreal de asistentes personales a su cargo.

Dentro de las investigaciones de la SEP se tienen contabilizados hasta a 46 personas que trabajaban directamente para la esposa de David Méndez solo para asistirla en su vida personal y con tareas que iban desde cargarle la bolsa, sacarle copias, recoger su ropa en la tintorería, comprarle los víveres de su casa y demás tareas simples, pero que la pareja del hoy delegado del INM no podía realizar sin ayuda.

Hoy el clan de los Méndez Márquez ven en Armenta a su próximo patrocinador para seguir viviendo de la administración pública y de nuestros impuestos, que es la única manera en la que saben “ganarse el pan de cada día”.

La desesperación del marinista ya da pena ajena.

Así como su impresentable club de nuevos mejores amigos.

Algo es claro: de los primos Mier no se hace uno.

Qué le hacemos.

Ver más de "Historias de un reportero": Armenta y su gran afrenta a Morena en Puebla
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram