Por: Gerardo Ruiz / @GerardoRuizInc

La repudiada Claudia Rivera y su grupo de marginales que la acompañan en campaña viven en una burbuja para escaparse de su realidad en la que no pueden dar un paso sin que los poblanos les hagan sentir las razones por la que fue considerada la peor alcaldesa en la historia de la capital.

Rivera Vivanco prefirió encapsularse y terminar su campaña en total clandestinidad al esconder su agenda para evitar que los medios de comunicación sigan documentando el repudio y el encono que genera su cinismo al buscar la reelección a pesar de que el 90 por ciento de los capitalinos quieren un cambio en la alcaldía de la Angelópolis tras la fracasada gestión inconclusa de la intolerante edil con licencia que hundió a la ciudad de Puebla en la miseria.

Y es que, la abanderada de Morena sufre un trastorno crónico de fuga disociativa en la que sí es querida entre el electorado de la ciudad, en la que su gobierno de dos años y cuatro meses sí dio resultados y en la que los reporteros y periodistas fuimos los culpables de que su “buena imagen” sea afectada por comportarse como “organizaciones políticas” (Vileza Aceves, dixit) y no informar de manera imparcial y objetiva.

Ver: Vulgaridad, moches y mentiras hunden aún más a Claudia Rivera

Para la deprimente y deprimida Claudia Rivera y sus marginales Liza Aceves y el marinista Leobardo Rodríguez, nosotros, los medios de comunicación, hemos sembrado, junto con Gabriel Biestro, a todos los ciudadanos que la repudian y que están seguros en no darle su voto otra vez el próximo 6 de junio.

De hecho, Rivera Vivanco y sus impresentables tiene una obsesión con la prensa al considerarla uno de sus principales enemigos. Un día sí y al otro también, la candidata espuria de Morena lanza alguna diatriba o ataque contra los medios críticos que hemos exhibido su corrupción, misoginia o nepotismo.

Claudia Rivera vive en un mundo alterno, muy al estilo de sus gurú y consorte, quien la adoctrinó en esa práctica de escaparse de la realidad a través de viajes astrales con el uso de sustancias psicotrópicas.

En su burbuja, la intolerante candidata a presidenta municipal miente de manera descarada y sin ningún pudor.

En su realidad alterna, Rivera Vivanco sí va ganando las elecciones y así lo hizo público durante una entrevista con El Sol de Puebla, periódico al que ofreció entregarle las “varias encuestas que la ponen cuatro o cinco puntos arriba de Eduardo Rivera”.

Y en efecto, la repudiada Claudia sí va arriba, pero en los sondeos realizados por su propio partido, pero que no firma ninguna encuestadora seria.

Este reportero tiene la encuesta que la candidata impuesta de Morena le ocultó a El Sol de Puebla.

Por cuestiones reglamentarias del IEE, quien esto escribe está impedido de publicar las gráficas, pero sí puedo compartir el contenido del estudio demoscópico levantado el pasado 28 de abril, antes del inicio de las campañas.

Ver: Señora Liza Aceves, tire la toalla y evite que sigan vapuleando a Claudia Rivera

En un solo día, Morena levantó la encuesta en 758 viviendas en la capital, lo que la hace poco creíble y muy endeble, pero no solo eso, el sondeo del partido tampoco alcanzó a medir los escándalos de moches y de uso indebido de recursos públicos que le han estallado en la cara a Rivera Vivanco ni el affair de Saúl Huerta, presunto violador de un menor de 15 años.

Al decir de la encuesta del partido marrón levantada el mes pasado y que es poco seria al carecer de una firma que la respalde, Claudia Rivera ganaría la elección por un margen de 6 puntos al conseguir 26 por ciento de las preferencias electorales, por solo 20 por ciento de su rival del PRIANRD.

En tercer lugar, estaría el exconvicto Eduardo Rivera Alcantarilla, de FSM, con 4 por ciento; seguido por Roberto “El Capi” Ruiz Esparza, con 3 por ciento de las preferencias; mientras que Édgar Yitani, Evelyn Hurtado, América Soto y Alfredo Victoria solo obtendrían el 1 por ciento de la votación.

Pero si por sí mismos los alegres números de la encuesta de Morena son una vacilada, el sondeo se cae cuando el 22 por ciento optó por “Ningún Candidato” y el 21 por ciento no contestó.

Esta son las encuestas que Claudia Rivera le escondió al Sol de Puebla.

Mientras Rivera Vivanco se basa en encuestas a modo realizadas por Morena para mentir sobre su ventaja, los sondeos serios de Mas Data, Massive Caller, Gabinete de Comunicación Estratégica y Campaing & Elections, confirman que Lalo Rivera es el puntero con ventajas que oscilan entre los 9 y hasta 15 puntos.

En su mundo alterno, Claudia Rivera va a ganar la elección. En su mundo alterno, Claudia Rivera es querida y reconocida por sus electores. En su mundo alterno, Claudia Rivera no es corrupta ni intolerante. En su mundo alterno, Claudia Rivera fue la mejor alcaldesa del país.

Ver: La verdadera basura es su campaña y fue su gobierno inconcluso, señora Claudia Rivera

Yo quiero vivir en la Puebla irreal que Rivera Vivanco gobernó y no en esta ciudad caótica, insegura, llena de basura y ambulantes, sin gobernabilidad y mísera que nos dejó la repudiada Claudia.

Por favor, señora Claudia, tenga un poco de dignidad.

¿Es mucho pedirle?

Off the record

Desde este espacio mando toda mi solidaridad y apoyo al talentoso Osvaldo Macuil, jefe de información de El Incorrecto y director de la revista Almanaque, quien la tarde de este domingo fue agredido y hostigado por brigadistas de Claudia Rivera y por órdenes del marinista Leobardo Rodríguez.

El trabajo periodístico de Osvaldo tiene enloquecida y fúrica a la intolerante Rivera Vivanco, pues fue el tenaz reportero, quien ha documentado todas las pifias y delitos electores que ha cometido la abanderada de Morena como el uso de vehículos oficiales del Ayuntamiento de Puebla y reuniones con funcionarios de la Comuna durante su actividad proselitista.

Ver: Brigadistas de Rivera Vivanco arremeten y agreden a reporteros

La intolerancia de Claudia Rivera no es noticia, lo que sí sorprende es que ya se haya quitada la máscara de “incluyente” y ordenes ataques y agresiones contra los periodistas.

La repudiada edil con licencia está acostumbrada a que sus voceros le aplaudan y se hinquen ante ella como focas aplaudidoras, pero aquí se topó con pared.

Nos toca a uno y nos toca a todos.

Usted, señora Claudia, es lo peor que le ha pasado a Puebla.

Jacqueline Steffanoni / @jacquelinesteff

La alcaldesa de Puebla Claudia Rivera Vivanco promocionó su imagen personal con programas y obras del Ayuntamiento desde el 10 de diciembre del 2020. Durante estos tres meses publicó video-selfies en sus cuentas personales de redes sociales de los lugares a los que acudía a inaugurar obra pública o entregar apoyos municipales.

En una revisión que hizo ALMANAQUE se encontraron al menos 49 clips de este tipo en los que Claudia Rivera aparece en primer plano y en el fondo beneficiarios y funcionarios municipales.

La Comisión Permanente de Quejas y Denuncias del Instituto Electoral del Estado emitió medidas cautelares en las que exigen a la alcaldesa eliminar estas publicaciones debido a que son actos anticipados de campaña e incurrió en uso de recursos públicos para promocionar su imagen.

El Artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, prohíbe a cualquier servidor público incluir imágenes, nombres, voces o símbolos que puedan utilizarse como propaganda personalizada. Dicho apartado fue ignorado por Rivera Vivanco en los videos difundidos en sus redes sociales

La alcaldesa tuvo que acatar el ordenamiento de la autoridad electoral y este 24 de marzo ya publicó imágenes de las obras sin que ella aparezca. Aunque fueron publicadas directamente en su cuenta de Facebook, horas después fueron eliminadas.

Claudia Rivera posteó 49 videos

Durante tres meses, la alcaldesa utilizó sus cuentas personales en Facebook y Twitter para promocionarse rumbo a la campaña electoral, a través de la evidencia de entrega de obras y apoyos.

En los videos se aprecia como Claudia Rivera aparece a cuadro con colonos beneficiados por la obra pública que inauguró, sectores vulnerables a los que brindó apoyo económico o material e incluso en el albergue animal tras iniciar las jornadas de adopción.

También apareció acompañada por los funcionarios públicos de distintas dependencias municipales que entregaron los diferentes programas.

El 20 de enero, ALMANAQUE informó que, Claudia Rivera se promocionó con videos desde sus cuentas personales con las obras que realizaba en las juntas auxiliares.

LEER: Claudia Rivera se promociona con obra pública en juntas auxiliares de Puebla para su reelección<

Videos iniciaron un mes antes de destape

La publicación de este tipo de videos inició el 10 de diciembre de 2020, un mes antes de que Claudia Rivera reconociera su interés de buscar la candidatura de Morena para reelegirse en el Ayuntamiento de Puebla.

El 18 de enero, Claudia Rivera reveló que buscaría la reelección y a partir de esa fecha comenzó a postear más videos que promocionaban su imagen.

Esta fue la segunda parte de la estrategia para mejor la mala imagen de la alcaldesa, ya que desde agosto aumentó el nivel de inversión del gobierno municipal para pavimentar calles, luego de que en la primera mitad de la administración casi no hubo inversión en obra pública.

LEER: Con pavimentación de calles, Claudia Rivera busca la reelección; en cuatro meses invirtió 112 mdp

IEE denunció actos anticipados de precampaña

El pasado 23 de marzo, el Instituto Electoral del Estado le ordenó a Claudia Rivera que retirara los videos en donde predominaba su imagen, debido a que incurrió en actos anticipados de precampaña.

El IEE solicitó que fueran dados de baja un total de 87 enlaces publicados en sus cuentas personales de redes sociales para no incurrir en promoción anticipada.

Incluso, el órgano electoral señaló que, Rivera Vivanco usó indebidamente recursos públicos, y este fallo estará vigente en lo que el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) revisa el caso.

LEER: Claudia Rivera incurrió en promoción personalizada; IEE ordena frenar campaña

Esteban López / @Estevanz01

La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco debería preguntarse cómo la ve la sociedad, consideró el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Lo anterior al ser cuestionado sobre la participación de Rivera Vivanco en la manifestación de colectivas feministas en el Congreso del estado para la despenalización del aborto.

Al respecto, Barbosa Huerta manifestó su respeto por la alcaldesa capitalina, sin embargo, señaló que cuando alguien ostenta un cargo público debe contenerse y actuar de acuerdo con su desempeño.

“Cada quien es responsable de sus formas de expresión, de su libertad de expresión. Es su forma de ver a la sociedad (de Claudia Rivera), hay que respetarla, lo que se debería preguntar cómo la ve a ella la sociedad, porque cuando tenemos un cargo público las contenemos a partir de hacer un desempeño ad hoc al empeño público”, consideró.

Ayer, feministas poblanas tomaron el Congreso del estado para exigir a los diputados que despenalicen el aborto en la entidad.

Los hechos ocurrieron a unas horas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, este 25 de noviembre.

 FOTOS: Feministas poblanas toman el Congreso para exigir aborto legal y seguro

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram