Los tesoros enterrados no se han acabado. Arqueólogos en Israel encontraron una vasija con 425 monedas de oro puro del periodo del Califato Abasí, de hace mil 100 años, según la Autoridad de Antigüedades de Israel.

El recipiente fue cerrado con un clavo para que no se moviese y el propietario seguramente tenía intenciones de usarlo, explicaron en un comunicado Liat Nadav-Ziv y Elie Haddad, los arqueólogos a cargo de la excavación.

"Estas monedas están hechas de oro puro, por lo que no se oxidan con el aire, se han hallado en una condición excelente, como si se hubieran enterrado ayer", detallaron en el boletín.

El descubrimiento podría demostrar un comercio internacional entre esta zona y otras áreas más remotas. Robert Kool, experto en monedas de la AAI, comentó que "es extremadamente poco habitual encontrar tesoros del periodo Abasí en excavaciones en Israel, especialmente monedas de oro.

El tesoro es de finales del siglo IX AC, es uno de los más antiguos encontrados. Las monedas son de oro de 24 quilates y el peso total del tesoro es de 845 gramos, una cantidad significativa de dinero en aquellos días". Se estima que con esta cantidad su propietario hubiera podido comprar una lujosa casa en los mejores barrios de Fustat, la capital de Egipto en la época.

El tesoro escondido contiene dinares de oro, pero también unas 270 pequeñas piezas trozos de dinares cortadas para servir como monedas de cambio.

Con información de Milenio

 

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram