Almanaque/ @AlmanaquePuebla

Una mujer italiana de 86 años de edad desarrolló gangrena después de sufrir una trombosis provocada por el COVID-19.

Los dedos de la mujer comenzaron a ponerse negros por la gangrena, después de que el virus le provocara una trombosis intravascular cortando el flujo sanguíneo a sus extremidades.

Debido a esta complicación, los médicos se vieron obligados a amputarle tres dedos de la mano derecha.

Cabe destacar que los doctores ya sabía que el coronavirus puede afectar negativamente al sistema vascular, sin embargo, no se conocen con exactitud los efectos secundarios.

En Reino Unido, el caso de un hombre de 61 años dejó atónitos a doctores y expertos, pues se curó de cáncer tras haberse contagiado del virus del SARS-CoV-2.

LEER: Hombre se cura de cáncer tras contagiarse de COVID-19

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram