Almanaque / @AlmanaquePuebla

La Dirección General de Sanidad de Dinamarca suspendió de forma definitiva la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19, paralizada desde hace un mes, al considerar que hay una conexión probable entre esta y los casos anómalos de trombosis.

“Ahora sabemos que hay una posible explicación biológica de que la vacuna de AstraZeneca puede provocar estos casos raros de trombosis”, dijo el director de la Dirección General de Sanidad, Søren Brostrøm.

Las autoridades sanitarias de Dinamarca reconocieron que, si bien la vacuna es segura y eficaz, cuentan con otras opciones vacunales, además de tener controlada la pandemia en el país.

Con información de SinEmbargo

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram