Almanaque/ @AlmanaquePuebla

Un grupo de médicos se quedaron varados en una tormenta de nieve con seis vacunas contra el COVID-19 en Oregon, Estados Unidos, por lo que decidieron aplicarlas a automovilistas que se encontraban en la misma situación.

Los trabajadores de la salud fueron de auto en auto aplicando las vacunas, pues estas estaban a punto de expirar.

Los médicos no querían que se desperdiciaran las dosis, por ello, las ofrecieron a los conductores. Por suerte en la carretera también estaba una ambulancia del condado, en caso de que alguien presentara reacciones.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram