12 octubre, 2021

Amistades peligrosas

Gerardo Ruiz
Comparte en tus redes

En los últimos días hemos visto cómo las amistades de algunos políticos los han metido en severos aprietos.

Esto no es nada bueno.

En tiempos electorales, las fotografías de algunos candidatos con narcotraficantes o delincuentes son bombas que estallan con efectos bastantes negativos para los objetivos.

En los pasados comicios fuimos testigos de la caída de Clara Luz Flores, la abandera de Morena en Nuevo León, quien hasta su affair con Keith Raniere lideraba las encuestas para convertirse en la primera gobernadora de la entidad norteña, pero su adhesión a la secta Nxivm terminó por dilapidar su prometedora carrera política.

Al hoy gobernador neolonés Samuel García también lo intentaron descarrilar con la misma trampa que le pusieron a Flores Carrales, pues al entonces candidato de Movimiento Ciudadano lo relacionaron, con sus respectivas fotografías para hacer más gráfico el escándalo, con Gilberto García Mena, alias “El June”, el ex líder del Cártel del Golfo sentenciado por delitos contra la salud y quien es primo hermano del papá del mandatario.

En la aldea tenemos los casos del impresentable Javier Lozano a quien se le relacionó con el empresario gasolinero Othón Muñoz Vázquez, acusado de ser un líder huachicolero conocido como “El Chachetes”, pero que todo fue una supuesta confusión. Al nefasto morenovallista las fotos con el señalado le costó su salida del minigobierno de Antonio Gali.

En las pasadas elecciones intermedias el caso de Saúl Huerta, preso por los delitos de intento de violación y abuso sexual en contra de un menor de edad, fue una de las granadas que le estalló a Morena en las manos.

Los deslindes no tardaron en llegar y el padrinazgo del exdiputado federal, quien buscaba su reelección, tampoco fue asumido por Claudia Rivera Vivanco, Ignacio Mier o Alejandro Armenta.

Ninguno de ellos quiso cargar con los daños colaterales del pervertido legislador.

Meses más tarde un nuevo escándalo sacudió a la entidad poblana tras la detención de Sandra Nelly Cadena, la diputada local suplente del Movimiento Regeneración Nacional por portación de un arsenal y armas de uso exclusivo del ejército.

Aunque lo logró con Huerta Cuevas, Nacho Mier, el poderoso presidente de la Cámara de Diputados, no pudo escabullirse de esta, pues su cercanía con Sandra Nelly y su esposo, quienes al parecer surtían de armas a diferentes cárteles del crimen organizado en la entidad y, en especial, al de “El Toñín”, era innegable.

Las fotografías de Mier Velasco con la hoy presa mostraban una relación más que cercana, aunque el coordinador parlamentario de Morena en San Lázaro aseguró que todo se trataba de “fuego amigo” ante el nerviosismo de su “destape como aspirante a la candidatura de su partido al gobierno de Puebla”.

Nacho Mier alegó que se toma fotos con muchas personas, pero que en realidad no conocía a la susodicha.

Ya conoces el viejo dicho de que “cuando un político dice no, en realidad quiere decir que sí y viceversa”.

Lo mismo sucede con Genoveva Huerta, quien tuvo el desatino de incluir al misógino y violentar Inés Saturnino en la planilla con la que busca reelegirse al frente del Comité Directivo Estatal del PAN.

Hoy, la familia Mier está en el ojo del huracán otra vez, pues este este reportero publicó una fotografía de la diputada federal Daniela Mier, hija de Nacho, con el preso Alejandro Martínez, exalcalde de Quecholac y hermano del tenebroso “Toñín”.

Y es que, desde Tony Gali, pasando por los fallecidos Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso, Carlos Navarro, Luis Banck y hasta la propia Huerta Villegas, se dejaron seducir por el ex edil de Quecholac, quien era constante invitado de los gobernadores en turno o él buscaba acercamientos con los hombres poderosos de Puebla.

Conforme avances los días se irá calentado cada vez más la carrera rumbo al 2024 y las amistades peligrosas marcarán el derrotero de la sucesión del barbosismo.

¿Qué político estará libre de este tipo de relaciones y de cualquier otro pecado?

En el juego del poder un paso en falso, propio o ajeno, tiene consecuencias.

Más de Historias de un joven reportero: Claudia Rivera y su gurú tramitan visas en Canadá

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram